Skip to main content

¿Cómo elegir un buen dentista?

By 29 diciembre, 2021Sin categoría

Existen diferentes motivos por los que podríamos requerir los servicios de un dentista. Probablemente tengamos un dolor de muela, que no nos deja realizar nuestras actividades cotidianas. O quizá se trate de un trabajo menos urgente, como la colocación de frenos dentales u otros aditamentos para el cuidado de la salud dental. En cualquier caso, la selección adecuada del dentista que atenderá tu caso es vital para obtener el resultado deseado. Con esta idea en mente, a continuación veremos qué aspectos debes tener en cuenta para elegir un buen dentista.

Revisa su experiencia laboral y formación académica.

Este asunto es sumamente importante en el momento de seleccionar al dentista que te atenderá. Recobra relevancia dedicar tiempo suficiente a la selección tomando en cuenta que es nuestra salud la que está en juego. Por eso, siempre es indispensable asegurarse del grado de especialización profesional que tiene el dentista en cuestión. Esto no significa que si no ha cursado estudios adicionales no sea un buen dentista. Pero en algunos casos si se requiere que tenga conocimientos adicionales, especialmente si necesitas más que un trabajo dental ordinario.

En el mismo orden de ideas, todos sus auxiliares en el área médica deben estar debidamente titulados. Además, al tratarse de una especialización, lo mejor es que el personal de enfermería también se haya formado en el área dental. Y, por supuesto, es de esperarse que todo el personal que labora en la clínica se rija por elevadas normas de higiene.

Adicionalmente, los expertos recomiendan que el profesional pertenezca a un colegio de dentistas. Esto le dará un plus a sus servicios, pues se obliga a respetar los estatutos éticos y profesionales por los que se rige dicho colegio. Por supuesto, una consecuencia natural de esto es que sus costes habitualmente serán más elevados que los de un dentista que no esté asociado a un colegio. 

Instrumental y área de trabajo.

Por otro lado, también es indispensable revisar el tipo de instrumental que utilizará el odontólogo. Cómo es lógico, al tratarse de un profesional de la salud, lo más probable es que en algún momento debe hacerse algún tipo de cirugía. Lo más recomendable es que use equipo moderno, especialmente diseñado para los consultorios dentales. Esto no significa que deba ser completamente nuevo, pero sí debe estar en buenas condiciones.

Hay que tomar en cuenta que un consultorio dental con equipamiento moderno normalmente maneja una tarifa más elevada. Esto normalmente es así porque el coste de mantenimiento de estos equipos es considerablemente caro. Sin embargo, si no se utilizarán ninguno de estos equipos en tu tratamiento, no hay motivo para que el precio que debes pagar sea alto. Esto nos lleva a reconsiderar el coste de sus honorarios.

Pues bien, en base a lo que hemos mencionado, un coste elevado no significa que el servicio sea de calidad. De hecho, muchos consultorios que ofrecen sus servicios por un precio accesible proporcionan la atención adecuada. Sin embargo, un consultorio dental que se caracterice por ofrecer sus servicios demasiado baratos no es una opción muy aconsejable.

En resumen,  teniendo en consideración cada uno de los puntos mencionados, sin lugar a dudas encontrarás a un buen dentista.